lunes, 24 de julio de 2017

Cuando los lobos forzaron una tregua entre alemanes y rusos en la I Guerra Mundial


En el invierno de 1916-1917, el frente oriental se extendía en más de mil quinientos kms. Desde el mar Báltico hasta el Mar Negro. Durante ese invierno, lobos hambrientos llegaron al frente Vilnius-Minsk donde rusos y alemanes luchaban. El hambre de los lobos era superior a su miedo a los humanos y comenzaron atacar a los civiles, luego les tocó a los soldados de ambos bandos, con tal frecuencia que se convirtió en un problema. Los soldados probaron con el veneno, luego los fusiles y ametralladoras e incluso granadas, pero los grandes y poderosos lobos rusos estaban tan hambrientos, que nuevas manadas sustituían a las que morían.

FUENTE

La situación llegó a ser tan grave que los soldados rusos y alemanes convencieron a sus comandantes para que iniciasen negociaciones para una tregua temporal para hacer frente a los animales de manera más eficaz. Una vez que los términos fueron acordados, cesaron los combates. Las tropas de ambos países en un esfuerzo coordinado las manadas de lobos fueron abatidas. Cientos de lobos murieron durante el proceso, mientras que el resto se dispersaron. El problema se resolvió, se acabó la tregua y los soldados volvieron a matarse entre ellos.


Vía: Owlcation

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog